Viruela del mono

La viruela del mono se transmite por el contacto estrecho y provoca, entre otras cosas, fiebre, inflamación de los ganglios y erupciones cutáneas que pican con ampollas. La mayoría de las personas supera la enfermedad sin necesidad de tratamiento.

La viruela del mono la ocasiona un virus (monkeypoxvirus), que hace que enfermemos y tengamos fiebre y erupciones cutáneas. Se sabe que, en algunos países africanos, la enfermedad se transmite de los animales a los humanos.

En el brote actual (que se descubrió en mayo de 2022), vemos una transmisión entre personas a través del contacto estrecho, con erupciones cutáneas, fluidos corporales y gotas. El contacto sexual con una persona infectada implica un aumento del riesgo y es el método más común de infección del brote actual, que hasta la fecha ha afectado principalmente a hombres. Los besos también pueden implicar un riesgo de infección. Para que se dé la infección por gotas, por lo general se requiere un contacto estrecho durante un largo período de tiempo (horas).

Se ha detectado el virus en el semen mucho tiempo después de que la persona se haya recuperado. No está claro si se trata del virus vivo o muerto y, por lo tanto, representa un riesgo de infección. Por ese motivo, se recomienda usar condón durante las relaciones sexuales con penetración durante 12 semanas después de haberse recuperado.

¿Cuánto tiempo puede estar infectado antes de desarrollar síntomas? 

El tiempo desde que se produce la infección hasta que se producen los síntomas es de 5-21 días (generalmente 6-13 días).

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

Los primeros síntomas suelen ser fiebre, cansancio y dolor de cabeza. Es habitual sentir dolor muscular y rigidez. Algunas personas desarrollan después una inflamación de los ganglios linfáticos y, al mismo tiempo o al cabo de unos días, una erupción cutánea que pica y/o duele. La erupción cutánea se convierte en ampollas, que forman costras que luego se secan y se caen. Pueden dejar cicatrices.

En el brote actual (que se descubrió en mayo de 2022), la erupción cutánea en el caso de muchas personas ha comenzado alrededor de los genitales y en la región anal y rectal. La erupción cutánea también puede comenzar en la cara o en la boca y puede extenderse al resto del cuerpo, en cuyo caso puede recordar a la varicela. Algunas personas también tienen erupciones cutáneas en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. La erupción cutánea puede ser escasa, con solo unas pocas y pequeñas ampollas o úlceras, y puede parecerse a un herpes, entre otras cosas.

Si ha tenido muchas o nuevas parejas sexuales, debe prestar especial atención a los síntomas: fiebre, dolor muscular, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de cabeza y si aparecen úlceras o ampollas.

El curso de la enfermedad normalmente es de 2 a 4 semanas.  Una persona puede contagiar desde la aparición de los síntomas hasta que las costras se han caído y se ha formado nueva piel debajo (aproximadamente, 3 semanas).

Si está infectado de viruela del mono o sospecha lo está, debe evitar el contacto estrecho con otras personas.

Realización de pruebas, exámenes médicos y tratamiento

Es importante ponerse en contacto con un médico que pueda prescribirle la realización de una prueba en caso de que presente síntomas y sospeche que puede haber estado en contacto con personas que tienen viruela del mono. No es posible hacerse una prueba para comprobar si tiene la viruela del mono hasta que tenga síntomas.

La mayoría de las personas no necesitan ningún tratamiento más allá de cualquiera que sirva para aliviar los síntomas, como medicamentos antipiréticos/analgésicos. Solo en casos raros se observa una variante grave de la enfermedad.

En algunos casos, puede ser preciso hospitalizar a la persona. Los exámenes médicos, la realización de pruebas y el tratamiento son gratuitos. Encontrará más información sobre la viruela del mono en fhi.no.

Vacuna

La vacuna utilizada contra la viruela del mono es una vacuna contra la viruela de tercera generación. La experiencia que se tiene con el uso de esta vacuna es poca, pero se puede administrar tanto antes como después de la infección, y se supone que puede prevenir la enfermedad y un curso grave de la misma.

Actualmente, existe un acceso muy limitado a la vacuna en todo el mundo, por lo que es necesario establecer prioridades estrictas y evaluaciones continuas con respecto al uso de las dosis disponibles.

El contenido es entregado por Folkehelseinstituttet, Helsedirektoratet

Última actualización lunes, 29 de agosto de 2022